Hackear un iPhone no es muy común, pero puede ocurrir si no se tiene cuidado. Desde un malware oculto en aplicaciones descargadas de la App Store hasta ataques dirigidos, la información privada que se almacena en un iPhone puede ser robada de innumerables formas.

  1. Evitar entrar en links de procedencia dudosa

Al igual que en una computadora, un iPhone puede ser pirateado si se pulsa en algún enlace de procedencia dudosa. Si se ve que una web parece extraña, es mejor comprobar logos, la ortografía o la URL.

También hay que evitar conectarse a una red Wifi que no tenga contraseña, ya que cualquier pirata informático puede dirigir al usuario a un sitio fraudulento para acceder a las credenciales de inicio de sesión.

  1. No descargar aplicaciones sospechosas

Los dispositivos de Apple tienen un ecosistema mucho más cerrado que Android, algo que ofrece mayor protección contra cualquier ataque, pero esto no es infalible. Hay que tener cuidado con las aplicaciones que solicitan más información de la que necesitarán para funcionar.

Por ejemplo, si se ha descargado una app de fondo de pantalla o linterna y estas piden cosas como:

– La ubicación

– La lista de contactos

– La cámara

– O el micrófono

Hay que empezar a sospechar. Es probable que los desarrolladores estén engañando al usuario para que este ofrezca información para que pueda venderse.

  1. Usar una contraseña fuerte

Si se hace una copia de seguridad del teléfono en iCloud, hay que asegurarse de tener una contraseña segura. Si alguien obtiene la contraseña, ni siquiera necesita piratear el teléfono porque puede descargar una copia de seguridad de la nube.

  1. Nunca hay que hacerle ‘jailbreak’ al iPhone

Si no se tiene claro lo que es jailbreak, una explicación rápida: a través de un proceso técnico, se eliminan las restricciones de software impuestas en iOS para abrir la puerta a cosas que no son posibles en iPhone.

Aunque puede sonar atractivo, esto abre la puerta a posibles vulnerabilidades en el software porque se han eliminado algunas de las medidas de seguridad existentes de Apple.

  1. Mantener el iPhone actualizado

Es fundamental tener un iPhone actualizado, ya que siempre vienen parches de seguridad para reforzar cualquier punto crítico.

Como es lógico, además de incluir correcciones de seguridad, también vienen nuevas funciones que mejoran la experiencia por completo.

 

Fuente: Infobae