Cada vez existen métodos más complejos de espionaje: un grupo de investigadores logró interpretar las vibraciones de los bombillos para poder escuchar conversaciones.

 

Este sistema se basa en un telescopio, un sensor electro óptico y un ordenador con el software específico instalado para acceder a las conversaciones de un punto a través de las vibraciones de un bombillo

 

En la prueba realizada, el equipo ha logrado extraer el audio filtrado por el software de un edificio que se encontraba a 25 metros de distancia