Las aerolíneas podrán proporcionar la última tecnología de redes 5G en sus aviones, según una última actualización llevada a cabo por la Comisión Europea sobre las comunicaciones a bordo, que adelanta la designación de determinadas frecuencias 5G para las comunicaciones de los usuarios.

Actualmente, todas las aerolíneas instan a los pasajeros a activar el ‘modo avión’ durante el despegue y el aterrizaje del avión, mediante una señal luminosa que indica en qué momento deben hacerlo.

Se trata de una medida de seguridad que implementan las compañías para evitar interferencias con cualquier otro sistema eléctrico o de telecomunicaciones del avión, que en caso de existir, podrían provocar un accidente aéreo.

En el resto del vuelo, es posible utilizar una red WiFi previo pago en algunas aerolíneas (entre ellas, Iberia o Air Europa) cuando el avión ya ha superado una altura determinada, y está fuera tanto de la pista de despegue como de la de aterrizaje.

Tal y como ha señalado la Comisión, desde 2008 reserva determinadas frecuencias para las comunicaciones móviles en los aviones, una decisión sobre comunicaciones a bordo que se ha actualizado recientemente con el despliegue generalizado de servicios 5G.

Ahora la Unión Europea ha anunciado que todos los pasajeros a bordo de vuelos en la Unión Europea podrán tanto mantener sus dispositivos electrónicos encendidos como los datos móviles activados, para poder utilizar en ellos las redes 5G.

De ese modo, los pasajeros podrán acceder a una conectividad «al máximo de su capacidad y características, al igual que con una red móvil 5G en tierra», tal y como ha adelantado a través de su página web.

Según el comisario de Mercado interior, Thierry Breton, el 5G «permitirá servicios innovadores para las personas y oportunidades de crecimiento para las empresas europeas». «El cielo ya no es un límite cuando se trata de las posibilidades que ofrece la conectividad súper rápida y de alta capacidad», añadió.

Para poder ofrecer soporte de conectividad, las compañías áreas deberán instalar una estación red en su flota, que permitirá realizar tareas como el envío de llamadas, mensajes o el tráfico de datos a través de una red satelital a una red móvil terrestre.

Cabe destacar que la Comisión Europea también ha introducido novedades para el transporte por carretera, donde se podrá ejecutar WiFi con bandas de frecuencia de 5 GHz en coches, autobuses y otros medios de transporte. Esto se hará efectivo, el próximo 30 de junio de 2023 «a más tardar», según la institución.

Fuente: Portaltic