Según un reciente estudio realizado por BCG, Europa necesita una inversión de $355 mil millones en su infraestructura de telecomunicaciones para el 2025, para poder contar con internet 5G en el bloque de los 27 países, y de esta manera impulsar la economía estancada producto de la pandemia por la Covid-19.

Sin embargo, los operadores de telecomunicaciones de la UE se han mostrado reacios a invertir en redes 5G, que podrían respaldar fábricas inteligentes y automóviles autónomos, debido al desembolso masivo, mientras que dicen que los planes de escalar a través de fusiones para asumir estos costosos proyectos se han visto obstaculizados por normas antimonopolio de la Unión Europea.

Luego del estudio, también se sugirió flexibilizar las reglas para permitir que los proveedores de telecomunicaciones cooperen e inviertan conjuntamente o para dividir la construcción de infraestructura de las empresas de servicios de telecomunicaciones, así lo informó Reuters.