Con “ojos subacuaticos”, Grecia permitirá que un sitio arqueológico hermoso y frágil abra al público. Pero primero invirtió en inteligencia artificial moderna para evitar que los visitantes dañen la conocida “Acrópolis de los naufragios del Mar”

 

Desde el 3 de agosto, turistas pueden observar este naufragio ocurrido a fines del siglo V antes de Cristo, que llevaba miles de ánforas y jarras de arcilla. Si esta tecnología funciona, más sitios en el mundo pudieran abrirse a los exploradores de forma segura.