ZAO, la nueva aplicación china que permite a los usuarios intercambiar sus rostros con famosos, deportistas o cualquier otra persona en un video clip, obtuvo millones de descargas durante el fin de semana pero rápidamente provocó problemas de privacidad.

El aumento de la popularidad de la aplicación y la reacción de algunos usuarios destacan cómo las tecnologías de inteligencia artificial (IA) generan nuevas preocupaciones sobre la verificación de identidad.

En China, ZAO se estrenó el viernes en la App Store y a partir de ese día se volvió viral. Según una publicación de los fabricantes de aplicaciones en Weibo, similar a Twitter en el gigante asiático, los servidores de ZAO casi se bloquearon debido al aumento del tráfico.

De acuerdo a App Annie, una empresa que rastrea las descargas de aplicaciones en todo el mundo, ZAO era la aplicación gratuita más descargada en la tienda de aplicaciones de Apple en China a partir del 1 de septiembre.

Los consumidores se registran para ZAO con su número de teléfono y cargan imágenes de su cara, usando fotografías tomadas con su teléfono inteligente. Luego pueden elegir entre una variedad de videos de celebridades en los que sobreponen su rostro y comparten los videos con sus amigos.

A medida que la aplicación se volvió viral, algunos usuarios se quejaron de que su política de privacidad podría ponerlos en peligro.

Para seguir leyendo el artículo de Reuters haga click aquí