Después de meses de retraso, el teléfono plegable de Samsung: Galaxy Fold salió a la venta este viernes en Estados Unidos. El equipo lo puedes adquirir desbloqueado en algunas tiendas Samsung, Best Buy y de AT&T.

El fabricante surcoreano tenía previsto lanzar el equipo a finales de abril pero por problemas en la pantalla, decidió aplazar la fecha.

Sin embargo, es difícil recomendar la compra de este dispositivo de 2.000 dólares por lo delicado en su pantalla pese a las mejoras que Samsung aplicó.

El Galaxy Fold ahora viene con muchas advertencias que le indican que trate el dispositivo con cuidado. De no seguir los pasos del fabricante, puede sufrir daños. De hecho, el dispositivo de uno de los primeros revisores se dañó.

La unidad de revisión del portal especializado TechCrunch descubrió esta semana que su Galaxy Fold se rompió a un día de haberse sacado de su empaque, con píxeles dañados debajo de la pantalla plegable principal después de lo que parece ser un uso normal.

El sitio dice que su usuario pudo haber presionado demasiado la pantalla, causándole daños. Samsung advierte al encender el Galaxy Fold que no debe realizar esa acción y ha dejado claro en las sesiones informativas con la prensa que debe tener precaución al manipular el equipo.