La nube es uno de los puntos clave hacia la transformación digital porque es el camino para que los clientes usen las nuevas tecnologías, mitigando riesgos y optimizando recursos.

 

El uso de la nube en América Latina ha ido creciendo mucho en los últimos años y junto con esta aceleración en la adopción de la nube, aparece un cambio en los motivos por los cuales las empresas la van adoptando, abre diálogo Javier Kuan, Public & Private Cloud Sales Leader para SSA de IBM.

“Cuando miramos hacia atrás, las organizaciones utilizaban la nube para racionalizar, hacer más eficiente su infraestructura de TI y así reducir costos; hoy, la nube pasó a ser la plataforma para modernizar e innovar, se ha convertido en una gran herramienta para agregar valor al negocio”.

Las compañías más innovadoras usan la nube hoy para transformar la forma como interactúan con sus clientes, para desarrollar nuevas fuentes de ingresos y para crear nuevos modelos disruptivos de negocios, agrega. Asimismo, la nube posibilita a las empresas hacer nuevos proyectos de una manera más rápida y fácil, sin la necesidad de hacer largos costos en infraestructura y tecnología, apunta Kuan, y acota que la plataforma capacita las empresas en ese proceso de transformación digital.

“Actualmente, las empresas pueden tener acceso a varias tecnologías y servicios que están disponibles en la nube, los cuales permiten soportar desde una aplicación móvil, hasta el core del negocio; en el caso de IBM, todo nuestro portafolio de nube permite acceder a un amplio catálogo de servicios, los cuales habilitan diversas necesidades de negocio y requerimientos de operación, para garantizar la seguridad y estabilidad de los servicios de nuestros clientes”.

LA NUBE SIN IMPORTAR EL TAMAÑO DE LA EMPRESA

Gracias al modelo de pago por uso, comenta, apalancarse con la nube puede ayudar cualquier tipo de organización, sin importar su tamaño; ya que todo el portafolio está disponible a través de internet, de manera que las capacidades de innovación y mejoras en los servicios, están disponibles para todos en línea, detalla.

“Lo que percibimos, es que las PyMEs pueden aprovechar muchas capacidades de plataforma para crear nuevos servicios, mejorar su portafolio y ofrecer a sus clientes, una forma de llegar más rápido al mercado, que sus competidores; los APIs también pueden desarrollar servicios personalizados, de acuerdo con la necesidad de cada cliente”.

En palabras de Kuan, la nube realmente es el camino para las nuevas tecnologías, es el habilitador, citando como ejemplo que, cuándo IBM desarrolló su plataforma en la nube, en 2014, tenían poco más de 50 servicios disponibles para uso de los clientes; hoy cuentan con una plataforma mucho más robusta, con 150 servicios o APIs que pueden ser usados sin costo por los clientes colocando a su disposición tecnologías como Big Data, Security, Mobility, Analytics y también Inteligencia Artificial.

El ejecutivo hace énfasis en el tema de seguridad, apuntando que la plataforma de IBM en la nube, cuenta 100% con servicios de seguridad para que todas las aplicaciones y contenidos estén siempre seguros en todas las etapas de los procesos.

La transformación digital conlleva riesgos que pueden ser mitigados con la nube, por lo rápido que puede ser poner a prueba una hipótesis de negocio; además requiere ir a una velocidad distinta, no sólo para implementar una aplicación, sino para que esta evolucione. “Ahí es donde tenemos que ir tan rápido como va el mercado, adoptando las tecnologías, metodologías y nuestra cultura a este nuevo paradigma que trae el mundo digital”.