Un anillo inteligente fabricado en titanio será utilizado por la NBA, para prevenir contagios de COVID-19 durante la temporada de juegos que comenzará a finales de julio.

La pieza fue desarrollada por la compañía Oura. Su diseño contiene sensores que permiten descartar los principales síntomas de la enfermedad, es resistente al sudor y su batería puede durar hasta 7 días con una sola carga.