La West Japan Rail Company presentó hace algunos días un robot que se encarga del mantenimiento de las líneas férreas, tanto luminarias, rieles, como carteles por donde pasa el tren. Lo curioso es que este androide de trabajo se asemeja a la mejor mezcla entre Optimus Prime de Transformers y Wall-E.

El robot tiene un gran torso similar al humano y aterradoras manos de garra mecánicas. Está montado en una grúa hidráulica, que recorre el sistema ferroviario en un vehículo especialmente fabricado.

Un video publicado en Twitter muestra al robot levantando y posicionando algunos componentes razonablemente grandes, así como limpiando las estructuras de rieles aéreos con un cepillo especial de múltiples ángulos.

JR West está desarrollando esta máquina en asociación con Human Machinery co. y Nippon Signal.

Fuente: Digitaltrends