Luego de conocerse que Netflix pretende incursionar en los videojuegos el próximo año, varios analistas han sido escépticos acerca del tema.

Uno de los consultados por Bloomberg señaló los puntos débiles de la compañía, que pretende ofrecer este servicio sin costo alguno y con la intención de atraer a nuevos suscriptores.

“No tienen un catálogo de juegos, no han cultivado una base de jugadores en su audiencia”, y no tienen una infraestructura para admitir juegos AAA“, declaró Lewis Ward, director de investigación de juegos de IDC. 

Foto: Serielizados

Otro de los críticos fue Michael Pachter, analista de Wedbush Securities quien aseguró que la alta dirección de Netflix no conoce a fondo el negocio de los videojuegos, y por ello ese negocio podría ser un fracaso. “No van a tener éxito”, enfatizó.

Otros que se mostraron “tibios” fueron los analistas de Bernstein, Todd Juenger y Gini Zhang, quienes creen que la incursión de Netflix en los videojuegos significaría un menor enfoque en el negocio principal: distribuir contenido en su plataforma y atraer nuevos suscriptores.

El nuevo plan de Netflix no parece tampoco convencer a los de Wall Street. Para la tarde de este jueves, las acciones del gigante del streaming bajaron un 1,8%.

Para continuar leyendo ingrese aquí