La penetración de internet en Venezuela siempre fue desigual. Los indicadores de antes y de ahora, marcan promedios poco reales, irrelevantes en buena medida, pues toman medias del uso de internet a partir de la “fantasiosa realidad” que deja el centralismo. Me explico:

En los últimos 20 años, desde que Conatel comenzó a presentar los indicadores del sector de Telecomunicaciones Nacional, hemos visto como la media nacional creció. Inicialmente, al ritmo de los programas de Cantv; luego cuando la competencia de las cable operadoras se inició, se amplió la penetración, sin embargo, esta siempre fue desigual.

En Venezuela tuvimos ciudades con altísimos niveles de penetración, superando incluso la media europea o surcoreana. En el caso de Caracas, por ejemplo, los niveles de penetración llegaron a estar en el 120% cifra que al compararla con el Edo Zulia, el más poblado del país eran muy superiores. El Zulia, nunca promedió el 35% de penetración y Maracaibo, la enorme urbe zuliana, en sus mejores momentos, no alcanzó el 60% de penetración.

Al iniciarse la debacle del sector de telecomunicaciones y decaer las inversiones la situación se agravó. Las operadoras, establecidas, centraron sus pocos recursos y esfuerzos a atender a los clientes de la capital (donde tenían la mayor concentración de usuarios) descuidando el servicio en el resto del país, siendo Maracaibo, la ciudad más afectada.
La situación en la capital zuliana y el resto del Estado llegó a condiciones de alarmante retraso.

Hasta el punto que muchos empresarios y comerciantes llegaron a considerar mudar parte de sus negocios a Colombia, específicamente a poblaciones como Riohacha, Maicao, Barranquilla o Santa Marta.

Otros por el contrario, apostaron por invertir, por atender la necesidad y por inyectar capital a un territorio vital para la recuperación económica de toda Venezuela.

Y así, de forma casi imperceptible, la ciudad comenzó a tener ofertas de internet diversas. Inicialmente Satelital, posteriormente, lo impensable: tendidos de fibra óptica. Una apuesta a la región que sin dudas se logró por una actitud racional de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, que agilizó los permisos para habilitar una oferta inédita en Venezuela y que pone a Maracaibo, nuevamente, como ciudad punta de lanza para el despliegue de una nueva tecnología. Ya pasó con la electricidad, la telefonía, la radio, el cine, las redes 3G y 4G. ¿Será la primera ciudad con redes 5G del país? si la lógica impera, pareciera que sí, mucho antes de lo que muchos -incluyéndome- piensa.

Y si bien en la conversación que tuve con Alex Vargas, gerente general de Full Data, hablamos mucho de fibra óptica, quedó claro que lo más importante de la internet de alta velocidad es que es una habilitadora de ideas, de productividad de progreso. Adjetivos que están también en el ADN del marabino, del zuliano.

“Decir que Maracaibo es la ciudad de Venezuela con más tendido de fibra óptica del país no es poca cosa” Comentó Vargas, caraqueño, que se confiesa admirador del potencial creativo del Zulia.

“Maracaibo es una gran ciudad y tiene, me atrevo a decir, uno de los tendidos de fibra óptica más importantes de la región”.

Dato no menor. La fibra óptica, puede garantizar conexiones demás de un 1Gbps de velocidad. Habilita en teoría un sinfín de actividades humanas. Las cuales, pareciera iniciarse en Maracaibo.

“Hemos visto como la gente comienza a aprovechar el servicio de alta velocidad para diversas opciones. Inicialmente el entretenimiento fue lo más importante, pero ahora vemos como los picos de conexiones son constantes. Los usuarios se conectan para trabajar, estudiar, atender clientes del otro lado del mundo. Se incrementa la productividad y sin dudas pronto se verán más resultados”. Apuntó el gerente general de Full Data.

LAS EMPRESAS Y LOS CONTENIDOS

El proceso de adopción de la fibra óptica aún es pequeño. Las operadoras establecidas en la región están atendiendo entre un 20% o 30% del mercado. Cifra que no para de crecer. ¿Qué falta para la explosión?

Para Vargas, el proceso apenas comienza. Está convencido de que las operadoras de fibra óptica son la base que soportará buena parte de la actividad económica de la ciudad. “Los empresarios están  apostando a las redes de fibra óptica. Es muy importante porque serán más productivos e incluso adecuarán procesos para hacerse competitivos incluso en el mercado internacional. Ellos (los empresarios) sin dudas darán un gran impulso al desarrollo de más servicios soportados con la fibra.

Pero Vargas más allá: “Los operadores de internet de fibra óptica, estamos en la obligación de impulsar más y más contenido. La única forma de hacer más productiva a la ciudad será con nuevos negocios y servicios. La gente debe aprovechar la fibra para hacer contenidos, habilitar más negocios.

¿5G EN MARACAIBO?

Hace un poco más de un año, el señor Oswaldo Cisneros convocó a su última rueda de prensa a los periodistas de la fuente. Ninguno sabía en ese momento que el Covid-19 se llevaría a uno de los líderes más importantes de la telecomunicaciones en Venezuela.

En esa conversación Cisneros y el Presidente de Digital, el señor Luis Bernardo Pérez, aseguraban que estaban hechas las inversiones para que en algún momento, una vez logradas las concesiones, Venezuela podría tener acceso a redes 5G.

Sobre este punto conversé con Alex Vargas, quien con especial entusiasmo indicó que gracias a las inversiones realizadas en Maracaibo, la ciudad puede soportar cualquier despliegue 5G que alguna operadora quiera realizar. Tenemos la red de transmisión. Adicionalmente ya en Full Data tenemos un Anillo de Fibra Óptica.

El anillo de fibra optica garantiza que las conexiones estarán siempre estables y es sin dudas una gran noticia para operadoras que deseen establecer en el futuro redes 5G. Un diferenciador que sin dudas deben ser aprovechado

CONCLUSIONES

Las operadoras de internet de fibra optica establecidas en Maracaibo tienen el reto de orientar a las fuerzas productivas de la ciudad para aprovechar las bondades del internet de alta velocidad.

Una tarea necesaria para impulsar el desarrollo de la ciudad. Pensar en una ciudad con redes móviles 5G, que esté totalmente conectada, es posible. Pero el manto no lo es todo. Son necesarios los servicios, tantos los ofrecidos por el poder ejecutivo nacional y regional, así como los privados.

Con este tipo de acciones se podría lograr la premisa que dice que por cada 10 megas que subamos a la velocidad de banda ancha, se incrementa en 0,5% el PIB de una sociedad. Si el objetivo final es hacer productivo al Zulia y al resto del país, la tarea debe iniciarse ya.