La maquinaria agrícola fue el centro de atención en la feria de tecnología CES en Las Vegas, ya que la «seguridad humana para todos» se convirtió en el primer tema en sus 56 años de historia.

En su discurso inaugural del Consumer Electronics Show el jueves, el presidente ejecutivo de John Deere, John May, presentó una estrategia de utilizar la tecnología para alimentar a un mundo hambriento a medida que la tierra cultivable y la mano de obra rural disminuyen mientras que los costos aumentan.

«La tecnología permite a los agricultores crear más con menos», dijo May a una audiencia de 2000 personas en uno de los eventos tecnológicos más grandes del mundo, organizado por la Consumer Technology Association (CTA).

El grupo comercial se está asociando con la Academia Mundial de Arte y Ciencia y el Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana para alentar a la industria tecnológica a ayudar a abordar los problemas más apremiantes del mundo.

«Esta es la próxima gran idea», dijo Walt Stinson, cofundador del minorista de productos electrónicos ListenUp, quien se acercó a la CTA sobre una posible asociación.

Varios paneles discutieron cómo la innovación ayuda a resolver los desafíos globales. Representantes de Nokia of America Corp, Siemens AG y Google de Alphabet Inc hablaron sobre la aplicación de tecnología para ayudar a crear un suministro sostenible de alimentos y cerrar la brecha educativa global.

Trabajar para mejorar la condición humana en última instancia paga dividendos, dijo Ketan Patel, un banquero de Goldman Sachs desde hace mucho tiempo que ahora dirige la Fundación Force for Good.

«Si agrega al propósito de cada empresa de tecnología, de repente tiene un propósito moral, tiene algo que podría ser enormemente rentable», dijo Patel, «porque su tecnología llega a una base de clientes que (anteriormente) no era rentable».

Las sesiones de CES son la primera fase de la campaña «trueno rodante» del grupo comercial para crear conciencia en todos los sectores de la economía, dijo Garry Jacobs, presidente ejecutivo de la campaña Seguridad Humana para Todos. El grupo planea hacer su presentación a las universidades del mundo en los próximos meses.

«Estos desafíos no pueden ser manejados por estados nacionales o instituciones multilaterales», dijo Jacobs. “Requiere la cooperación de la sociedad global en sus diferentes segmentos”.

Fuente: Reuters