El fabricante tecnológico Sony advirtió a un grupo de analistas que su consola de videojuegos PlayStation 5 seguirá siendo escasa hasta 2022, informó este lunes Bloomberg.

En el informe de los resultados financieros publicados a fines de abril, la firma japonesa dijo que había vendido 7,8 millones de consolas PlayStation 5 hasta el 31 de marzo y que espera vender al menos 14,8 millones de unidades en el actual año fiscal.

En una sesión informativa tras dichos resultados, Sony manifestó a los analistas que es difícil mantenerse al día con una alta demanda. 

“No creo que la demanda se esté calmando este año e incluso si aseguramos muchos más dispositivos y producimos muchas más unidades de PlayStation 5 el próximo año, nuestra oferta no podría alcanzar la demanda”, expresó el director financiero de la empresa, Hiroki Totoki, según varias personas que asistieron y que pidieron a Bloomberg no ser identificadas.

El desarrollo de esta consola se ha visto afectada por los problemas con el suministro mundial de semiconductores, una escasez que se prevé que siga este año.