La empresa de tecnología de conducción autónoma Pony.ai, respaldada por Toyota Motor Corp, dijo este domingo que obtuvo una licencia de taxi en China, que permitirá que algunos de sus vehículos autónomos arranquen cobro de tarifas.

La compañía dijo que fue la primera empresa de conducción autónoma en el país en hacerlo.

La startup dijo que se le otorgó la licencia para operar 100 vehículos sin conductor en el distrito de Nansha de la ciudad de Guangzhou.

El año pasado, Pony.ai también obtuvo la aprobación para lanzar servicios de robotaxi sin conductor pagados en Beijing y desde entonces ha comenzado a ofrecer viajes.

En Beijing, sin embargo, se ofrecen viajes en una zona industrial mucho más pequeña a modo de prueba, dijo un portavoz de Pony.ai.

Según el comunicado de la compañía, en Nansha comenzará a cobrar tarifas en los 800 kilómetros cuadrados completos del distrito con automóviles sin conductor. Los pasajeros pueden llamar y pagar viajes con la propia aplicación de Pony.ai.

Pony.ai desplegará inicialmente esos autos con conductores de seguridad, pero espera eliminarlos «en un período de tiempo corto a intermedio«, dijo.

El anuncio llega en un momento en que una gran cantidad de nuevas empresas están invirtiendo miles de millones de dólares en tecnología autónoma, con el objetivo de tomar la delantera en el futuro de la movilidad.

Pony.ai ha estado activo en los Estados Unidos y China, probando su tecnología sin conductor en vías públicas en Fremont y Milpitas en California, así como en las ciudades chinas de Guangzhou y Beijing.

En China, una gran cantidad de nuevas empresas locales están compitiendo. En los últimos meses, Momenta y el fabricante de automóviles SAIC obtuvieron la aprobación oficial para una prueba de su servicio de robotaxi en el distrito de Jiading de Shanghái, un movimiento que siguió a un movimiento similar en Guangzhou por Weride de Nissan.

En Shenzhen, AutoX, respaldado por Alibaba, también está probando taxis robotizados, observados por conductores de seguridad, en un área urbana altamente congestionada con mucho tráfico de peatones y ciclomotores.

 

Fuente: Reuters