Rosabel Meleán

Y continúan las noticias que giran alrededor de la exitosa serie El juego del Calamar, en esta oportunidad hablamos de  SQUID, nombre de la criptomoneda inspirada en la popular serie de Netflix, que ha resultado ser una estafa, tras revelarse que sus creadores han abandonado el proyecto llevándose con ellos más de $3,38 millones de quienes habían invertido.

La estafa sigue un mecanismo bien conocido, donde los creadores venden de golpe todas sus criptomonedas aprovechando que el valor está alto. Esta “huida” repentina provoca que la criptomoneda se devalúe inmediatamente. Antes de mostrarse que era una estafa, el valor de SQUID se situaba alrededor de unos $2 millones, según CoinMarketCap.

El token fue anunciado como un proyecto inspirado en la serie, pero desde un principio habían muchos signos de su falta de seriedad. Empezando por una página web llena de errores ortográficos,hasta otro hecho tan evidente como que los inversores podían comprar, pero no vender.

La criptomoneda SQUID se promocionaba entre los inversores con el estilo de ‘Play to earn’, un método utilizado también por plataformas como ‘Axie Infinity’ donde los inversores o jugadores obtienen tokens adicionales a medida que participan.

Con Xataka