La controversia protagonizada por Elon Musk, y sus críticas sarcásticas hacia Facebook y WhatsApp impulsaron inesperadamente las descargas de registros en la aplicación de mensajería Signal.

 

La pequeña plataforma operada por la organización sin fines de lucro, Signal Foundation, informó sobre retrasos en la verificación de números telefónicos de nuevos usuarios tratando de descargar la aplicación.