Adolfhu Pestana

la demanda del exitoso dispositivo de Nintendo, Switch, se desvanece en su quinto año en el mercado. La compañía japonesa dijo el jueves que las ventas de su consola cayeron un 22% en el primer trimestre. Nintendo depende en gran medida del negocio cíclico de las consolas, y las ventas de sus dispositivos tradicionalmente alcanzan su punto máximo alrededor del quinto año.

El creador de Super Mario y Animal Crossing dijo que las ganancias operativas del primer trimestre cayeron un 17% a 119.8 mil millones de yenes ($ 1.1 mil millones), por debajo de la estimación del consenso de Refinitiv de 129.3 mil millones de yenes.

En contraste, Sony dijo el miércoles que las ventas de su nueva PlayStation 5 fueron sólidas, lo que la ayudó a registrar una ganancia récord durante el trimestre, sin embargo, ambas compañías han advertido que la escasez de semiconductores podría afectar la producción de la consola de juegos más allá de los objetivos actuales.

Los inversores están observando de cerca a las empresas de juegos de azar en busca de señales de que el auge de las ventas de la pandemia de COVID-19 pueda estar perdiendo fuerza.

Nintendo, con sede en Kioto, espera reactivar el impulso de las ventas de Switch con un nuevo modelo Switch OLED de 349,99 dólares que se lanzará el 8 de octubre. También se basa en una serie de juegos populares que incluyen “WarioWare: Get It Together” y remakes de títulos de Pokémon para aumentar las ganancias.

Con Reuters