El Suministro Inmediato de Información (SII) del IVA y los datos de cuentas financieras procedentes de decenas de jurisdicciones a través del proyecto CRS de la OCDE serán en 2018 los pilares esenciales en la lucha de la Agencia Tributaria (AEAT) contra el fraude. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy las directrices generales del Plan de Control Tributario 2018 de la AEAT, donde se pone de manifiesto que la suma de la tecnología y de las nuevas fuentes de información abren un escenario de mayor dificultad para la ocultación, al tiempo que facilitan la detección de prácticas defraudatorias.

La información del CRS (siglas en inglés para Estándar Común de Reporte) resultará de especial utilidad para la detección de rentas y bienes ocultos en el extranjero por parte de grandes patrimonios, señala el documento. Adicionalmente, la actividad investigadora seguirá resultando esencial para la detección de rentas y patrimonios ocultos en paraísos fiscales o territorios con restricciones en el intercambio de información, y para la localización de bienes y derechos en España en supuestos de simulación de residencia fiscal en el extranjero.

Además, el primer intercambio a partir de junio de 2018 de la información sobre las magnitudes esenciales de actividad a nivel mundial de los grupos multinacionales, a través del denominado Informe País por País (CBC), permitirá optimizar los análisis de riesgos de estos grandes grupos al objeto de detectar, regularizar y reconducir prácticas de elusión fiscal.

Vigilancia electrónica

Por otro lado, se reforzará el control sobre nuevos medios de pago como el bitcóin y otras criptomonedas. La Agencia Tributaria potenciará para ello el uso de sus unidades de investigación y el análisis de información en todo tipo de red. Como parte de estos objetivos, «se estudiará la incidencia fiscal de nuevas tecnologías, como ‘blockchain’, y, enespecial, las criptomonedas».

Resultado de imagen para bitcóin

Dentro de este plan de actuación, la Agencia Tributaria se encargará deanalizar nuevos modelos de negocio por el auge del comercio electrónico y la economía digital. Por ello, se garantizará que la tributación sea la adecuada y que la actividad «no distorsiona los precios en perjuicio del comerciante establecido en Españ». Asimismo, se reforzará el control para detectar la posible existencia de tramas fraudulentas y se analizarán redes mediante técnicas de «big data». Asimismo, la Agencia Tributaria advierte de que intentará «evitar prácticas discriminatorias en relación con las formas de trabajo tradicionales».

También se adaptarán los sistemas de información para prevenir el fraude en el «uso de monederos electrónicos y de sistemas de transferencias instantáneas» después de la cuantía de los pagos con tarjeta haya superado el volumen de retirada de dinero en metálico de cajeros automáticos.

Hacienda investigará sobre nuevos medios de pago como el bitcóin y otroas criptomonedas

A todo lo anterior se suman otros controles que la AEAT tradicionalmente viene considerando prioritarios en ámbitos como las tramas de IVA e hidrocarburos, la división artificial de la actividad o la utilización de testaferros y empresas fantasma.