La agencia de lucha contra el crimen financiero de India allanó este martes las oficinas del fabricante de teléfonos inteligentes Vivo, propiedad de la china BBK Electronics, y sus entidades relacionadas, dijo a Reuters un alto funcionario del gobierno y un ejecutivo de la industria.

Los allanamientos de la Dirección de Cumplimiento son parte de una investigación sobre sospechas de lavado de dinero, informaron medios locales.

«Vivo está cooperando con las autoridades para brindarles toda la información requerida», dijo un vocero de Vivo en un comunicado enviado por correo electrónico. «Como empresa responsable, nos comprometemos a cumplir plenamente con las leyes».

La Dirección no respondió a las solicitudes de comentarios. Las fuentes se negaron a ser nombradas ya que la investigación no es pública.

Las redadas en Vivo se producen meses después de que la Dirección de Cumplimiento iniciara una investigación sobre Xiaomi Corp, uno de los principales vendedores de teléfonos inteligentes de la India, por supuestas remesas ilegales al extranjero «con la apariencia de pagos de regalías».

Xiaomi ha negado haber actuado mal y alegó ante el tribunal que sus altos ejecutivos enfrentaron amenazas de «violencia física» y coerción durante el interrogatorio de los funcionarios de la Dirección. La agencia negó las acusaciones.

Muchas empresas chinas han tenido problemas para hacer negocios en India debido a las tensiones políticas luego de un enfrentamiento fronterizo en 2020. India ha citado preocupaciones de seguridad desde que prohibió más de 300 aplicaciones chinas y también endureció las normas para las empresas chinas que invierten en India.

Fuente: Reuters