Los operadores apostarán por 5G para aprovechar las ventajas de capacidad y menores costes para atender a los usuarios de smartphones, cuyo apetito por los datos móviles está creciendo rápidamente.

 

La adopción de la tecnología 5G a nivel mundial será más rápida que la de 4G, según un nuevo pronóstico. Las conexiones a las redes 5G superarán los 1.000 millones en 2023, y podría alcanzar los 2.800 millones en 2025