La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes la apelación de Facebook para recortar una demanda pública de 15.000 millones de dólares que responsabiliza al gigante tecnológico de rastrear ilícitamente las actividades de los usuarios en Internet, aún cuando están desconectados de la red social.

A pesar de que la justicia norteamericana no escuchara los argumentos de la compañía estadounidense, Facebook dijo que la sentencia del Tribunal de Apelación del 9º Circuito pretende prohibir las técnicas usuales de intercambio de datos utilizadas para mostrar anuncios en línea y otros contenidos en Internet.

Los demandantes aseguran que Facebook violó la Ley de escuchas telefónicas cuando creó los botones “Me gusta” y “Compartir” que terceros podían agregar a sus páginas web como plug-ins. Los usuarios afirman que estos complementos recababan información de ellos y la enviaban a la compañía fundada por Mark Zuckerberg, así no hicieran clic en el botón.

Por su parte Facebook aclaró que cuando un usuario visita un sitio web con un plug-in, el navegador de la persona envía información directamente al gigante tecnológico. Sin embargo ese argumento no fue suficiente para convencer a la justicia norteamericana. El Circuito 9 indicó que esta excepción no se aplica cuando una compañía recoge información de manera encubierta.

Con información Reuters y Bloomberg