La junta directiva del fabricante de vehículos eléctricos Tesla anunció este martes la formación de un comité especial para considerar la propuesta de su presidente ejecutivo, Elon Musk, de convertir a la compañía estadounidense en privada.

Musk reveló este lunes que el pasado 31 de julio sostuvo un encuentro con el fondo soberano de Arabia Saudí para manejar la posible salida de la bolsa a Tesla.

Al volverse privado, Tesla podría operar sin requisitos de informes financieros y otras presiones que tienen las empresas que cotizan en bolsa. Pero también podría perder visibilidad y limitar su capacidad de reunir capital.

En un comunicado, la junta del fabricante de autos eléctricos informó que el comité especial “tiene todo el poder y la autoridad” para tomar todas las medidas en nombre de los directivos, “según lo considere necesario para evaluar y negociar una potencial transacción privada y alternativas a cualquier transacción propuesta por el Sr. Musk”.

La dirección de Tesla aseguró también que ninguna transacción se consumará sin la aprobación de este comité.

Musk dijo que el fondo soberano de Arabia Saudita le ha planteado “varias veces” desde 2017 convertir a Tesla en una firma privada y que ya había tomado una participación de casi cinco por ciento en compras de acciones.

El CEO de la empresa aseguró que los sauditas mostraron interés ​​”debido a la importante necesidad de diversificarse respecto del petróleo” y añadió que el fondo soberano “tiene capital más que suficiente para ejecutar una transacción de ese tipo”.