Rosabel Meleán

Este viernes portales digitales informaron que Apple perdió ante Epic una de las batallas legales más importantes en el mercado de aplicaciones. Tras mantener su negativa en el retorno de “Fortnite” al AppStore en Corea del Sur, la jueza Yvonne Gonzales-Rogers ha emitido una orden judicial permanente que cambia las reglas en el mercado de apps de la manzana.

La orden judicial establece que Apple está restringida permanentemente de prohibir a los desarrolladores que incluyan en sus aplicaciones, y sus botones de metadatos, enlaces externos u otras llamadas a la acción que dirijan a los clientes a los mecanismos de compra; además de las compras en la aplicación y comunicarse con los clientes a través de puntos de contacto obtenido voluntariamente de los clientes a través del registro de cuenta dentro de la aplicación.

Esta medida, que iguala las condiciones establecidas por Corea del Sur con la llamada “Ley Anti-Google en Estados Unidos, permite a los desarrolladores añadir un sistema de pago alternativo para evitar el pago del 30% de ingresos generados en ventas por compras generadas desde el AppStore.

Sin embargo, la medida establece un saldo a favor de Apple por incumplimiento de contrato, por lo tanto Epic Games pagará daños por un monto equivalente al 30% de los $ 12,167,719 que la marca generó en ganancias dentro de Fortnite usando el “Epic Direct Payment”, el sistema directo de la desarrolladora para saltar el pago a Apple por micro transacciones.

Con RPP