Un juez federal en California ordenó el lunes un nuevo juicio por los daños y perjuicios que Tesla Inc  le debe a un extrabajador de fábrica negro que acusó a la empresa de discriminación racial, luego de que rechazara una indemnización de 15 millones de dólares.

El juez de distrito estadounidense William Orrick en San Francisco concedió la moción de Tesla para un nuevo juicio una semana después de que el ex operador de ascensores, Owen Díaz, dijera que no aceptaría el premio del juez.

Tesla y los abogados de Díaz no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

En octubre pasado, un jurado le otorgó a Díaz $137 millones, uno de los veredictos más grandes en un caso de discriminación que involucró a un solo trabajador. Orrick dijo en abril que Tesla era responsable ante Díaz por discriminación, pero dijo que el premio era excesivo y lo redujo a $ 15 millones.

Los abogados de Díaz dijeron la semana pasada que el premio menor era injusto y socavaba sus derechos constitucionales.

Orrick no fijó una fecha para el nuevo juicio, pero programó una conferencia para el 12 de julio.

En su demanda de 2017, Díaz alegó que sus colegas y un supervisor en la planta de ensamblaje de Tesla en Fremont, California, lo sometieron a un ambiente de trabajo hostil que incluía insultos racistas, caricaturas y esvásticas.

Tesla enfrenta una serie de demandas que involucran presunta discriminación racial generalizada y acoso sexual en la fábrica de Fremont, incluida una de una agencia de derechos civiles de California.

Este mes, un accionista de Tesla presentó una demanda acusando al director ejecutivo de la compañía, Elon Musk, y a la junta directiva de ignorar las quejas de los trabajadores y fomentar una cultura tóxica en el lugar de trabajo.

Tesla ha negado haber actuado mal y dice que tiene políticas para prevenir y abordar la mala conducta en el lugar de trabajo.

Con Reuters