Un juez federal de Estados Unidos determinó este lunes el bloqueo hasta que se resuelva el caso o se emita nueva orden de la distribución de armas de fuego 3D impresas mediante páginas web.

El magistrado de la corte federal del Distrito Washington Oeste, Robert Lasnik, dio así la razón a un grupo de estados demandantes que había logrado una suspensión de urgencia, que ahora se ratifica.

“Los demandados (…) deberán preservar el ‘statu quo ex ante’ (la situación previa) (…) hasta nueva orden del tribunal”, explicó Lasnik en una orden registrada este lunes en la corte del estado de Washington.

El pasado 31 de julio, el magistrado bloqueó de urgencia la divulgación de instrucciones en portales en Internet, lo que estaba previsto para el día siguiente una vez que el Ejecutivo del presidente Donald Trump alcanzara un acuerdo con una empresa de Texas, que llevaba años batallando para desarrollar este negocio.

Según el juez federal, su actuación sirve para confirmar la necesidad de que estas actividades no entren en funcionamiento por el peligro del daño irreparable que podrían ocasionar.