Un nuevo grupo de consumidores jóvenes está entrando con mayor fuerza a las inversiones de alto riesgo, y acuden a las redes sociales para seguir consejos y noticias, según un estudio de la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA por sus siglas en inglés).

El organismo británico señaló que la mayoría de estas personas, gran parte de ellas mujeres menores de 40 años y de origen BAME, no están preparadas para afrontar grandes pérdidas.

Las instituciones reguladoras de Europa y el Reino Unido ya han expresado advertencias a los usuarios sobre los riesgos de perder sus ahorros en inversiones muy volátiles como el bitcoin, que ha alcanzado máximos históricos en los últimos meses.

“La investigación descubrió que, para muchos inversores, las emociones y los sentimientos, como disfrutar de la emoción de invertir, y los factores sociales, como el estatus que se desprende de un sentido de propiedad en las empresas en las que invierten, eran razones clave detrás de sus decisiones de invertir”, indicó la FCA en un comunicado.

“Nos preocupa que algunos inversores se vean tentados -a menudo mediante anuncios en línea o tácticas de venta de alta presión- a comprar productos de mayor riesgo que es muy poco probable que sean adecuados para ellos”, dijo Sheldon Mills, director ejecutivo de la FCA para el consumidor y la competencia.