Joby Aviation Inc informó este jueves que había recibido una certificación de la Administración Federal de Aviación (FAA) que le permitiría poner en marcha comercialmente sus operaciones de taxi aéreo.

Aunque la certificación otorga la autorización necesaria y es un hito importante, la compañía todavía tiene algunos obstáculos regulatorios que superar antes de que su avión de cinco plazas pueda transportar pasajeros legalmente.

El Certificado de Transportista Aéreo Parte 135 de la FAA se encuentra entre las tres aprobaciones regulatorias críticas para el lanzamiento planificado de Joby del servicio de transporte aéreo compartido totalmente eléctrico en 2024.

La certificación permitirá a Joby operar su aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) como un servicio de taxi aéreo en ciudades y comunidades de todo Estados Unidos.

En febrero, el avión prototipo pilotado por Joby sufrió un accidente durante una prueba de vuelo en su base en California, pero no se reportaron heridos.

A principios de este mes, la FAA dijo que había cambiado de rumbo en su enfoque para aprobar pilotos para futuras aeronaves eVTOL, pero no espera que retrase la certificación o las aprobaciones operativas.

Joby reportó una pérdida neta de 62.3 millones de dólares en el primer trimestre de este año y señaló costos relacionados con la certificación de aeronaves y las primeras operaciones de fabricación.

Fuente: Reuters