El máximo ejecutivo de Instagram comparecerá el miércoles ante un panel del Senado que investiga el posible daño a los jóvenes que usan la aplicación para compartir fotos y lo que sabía su empresa matriz.

Se espera que el director de Instagram, Adam Mosseri, enfrente preguntas del panel de protección al consumidor del Comité de Comercio del Senado sobre una investigación interna de la empresa que muestra que la aplicación puede empeorar los problemas de imagen corporal de algunas niñas. La divulgación de la investigación en la serie Archivos de Facebook de The Wall Street Journal provocó varias audiencias legislativas anteriores.

“Después de los informes explosivos sobre los impactos tóxicos de Instagram, queremos escuchar directamente del liderazgo de la compañía por qué utiliza algoritmos poderosos que llevan contenido venenoso a los niños que los conducen por madrigueras de conejos a lugares oscuros, y qué hará para que su plataforma sea más segura”. dijo el senador Richard Blumenthal (D., Connecticut), presidente del subcomité, en un comunicado.

Los fiscales generales estatales están investigando cómo Instagram atrae y afecta a los jóvenes, en busca de posibles violaciones de las leyes de protección al consumidor. Ese tipo de casos a menudo examinan la precisión de las declaraciones públicas de una empresa, incluso en las audiencias del Congreso.

Se esperaba que Mosseri enfatizara los pasos que Instagram ya está tomando para proteger a los niños en la plataforma, según un portavoz de Meta, que también es propietario de Facebook.

Antes de la audiencia, Instagram dijo que implementaría nuevas herramientas para proteger a los adolescentes que usan la aplicación. Incluyen indicaciones para sugerir a los usuarios que tomen descansos, controles para que los padres restrinjan el uso de sus hijos, límites para etiquetar o mencionar a los usuarios adolescentes y la capacidad para que los usuarios eliminen de forma masiva sus propias fotos, videos y otro contenido.

Esas medidas, sin embargo, podrían no ser suficientes para satisfacer a los legisladores. La senadora Marsha Blackburn (R., Tennessee) dijo el martes que las nuevas herramientas de Instagram eran un intento de desviar la atención de sus errores.