Rosabel Meleán

Recientemente Japón solicitó a las compañías fabricantes de equipos apoyo para Renesas una de las plantas que produce mayor número de chips, que  fue víctima de un incendio el pasado viernes donde perdió gran parte de su maquinaria, y sustituirla ocupará varios meses.

Renesas representa el 30% del mercado mundial de microcontroladores utilizados en automóviles, y es uno de los proveedores de chips de Hyundai Motors, empresa que hasta hace poco era uno de los fabricantes de automóviles menos afectado por contar con un gran almacenamiento, y que ahora enfrenta restricciones en la producción.

Por su parte, un representante de Hyundai dijo que la compañía está monitoreando de cerca la situación y optimizará la producción de acuerdo con las condiciones de suministro, mientras Intel Corp pronosticó una ganancia anual menor a la esperada.

El equipo de trabajo de la Casa Blanca también manifestó tener en la mesa de trabajo como prioridad la situación actual de escasez de los chips, ha mantenido reuniones con fabricantes de automóviles y proveedores para identificar cuellos de botella y está en contacto con aliados internacionales.