Japón hizo historia este jueves en los Mundiales. No por su juego de cierre, el cual perdió 1-0 con Polonia, ni tampoco por su forzado avance a octavos de final como segundo del grupo H, pues será la tercera vez que acceden a dicha instancia. Lo notorio para los nipones radica en el hecho de ser el primer elenco que logra pasar de fase utilizando el criterio del Fair Play.

Japón sabía que un empate contra Polonia le garantizaba el billete para octavos de final. Sin embargo, el resultado del otro encuentro del Grupo H provocó que los Samuráis azules avanzaran a la siguiente ronda pese a la derrota.

Un gol de Jan Bednarek en el minuto 59, al rematar el lanzamiento de una falta, dio el triunfo de la honra a Polonia.

Los asiáticos lograron el pase a costa de Senegal, que perdió 1-0 con Colombia, con el que finalizaron empatados a puntos (4). La clasificación entonces debió definirse por el Juego Limpio, el penúltimo criterio utilizado por la Fifa en las condiciones del torneo para dirimir empates al finalizar las rondas de grupo.

Los africanos acabaron la primera fase con seis amarillas, mientras que Japón tuvo cuatro recibidas. Fue la primera vez que se utilizó este criterio en la competición.

En Volgogrado, el equipo nipón completó una notable primera parte ante una conjunto europeo que buscaba irse con buen sabor de boca del Mundial tras sus dos duras derrotas ante Senegal (2-1) y Colombia (3-0).

Sin embargo, el conjunto japonés no estuvo acertado en ataque, y fue Polonia quien generó las dos mejores ocasiones de gol del encuentro. Poco antes del descanso, el arquero Eiji Kawashina se vio obligado a realizar una parada espectacular tras un cabezazo de Kamil Grosicki.

La segunda mitad fue de color polaco, con el equipo dirigido por Adam Nawalka por fin sólido en defensa y eficaz en ataque, salvo su estrella Robert Lewandowski, que finalizó Rusia-2018 sin saber lo que es marcar un gol en un Mundial.

Sin opciones para el ‘killer’ del Bayern Múnich, fue el defensa Bednarek el que acertó a la hora de juego al meter el pie en un preciso lanzamiento de falta de Rafal Kurzawa.

De esta forma, los Samuráis Azules igualan su mejor participación en el torneo, los octavos conseguidos en 2002 y 2010, en seis participaciones.

En octavos deberán enfrentar a Bélgica, ganador del Grupo G tras vencer este jueves a Inglaterra por 1-0.

El partido entre Diablos Rojos y Samurais se jugará el lunes en Rostov del Don.