El gobierno de Japón concedió permiso al Instituto Nacional de Tecnología de la Información y Comunicación para ingresar a dispositivos conectados a internet de particulares y compañías para detectar vulnerabilidades de ciberseguridad.

El instituto iniciará la creación de identidades y contraseñas a mediados de febrero en un intento para acceder a unos 200 millones de dispositivos como routers o cámaras web y realizar una encuesta sobre vulnerabilidades con el fin de mejorar las medidas de seguridad, informó la cadena pública japonesa NHK.

La ejecución de la encuesta obtuvo permiso gubernamental este viernes.

Los propietarios de los dispositivos a los que se logre ingresar serán informados de que deben mejorar su protección.

Según datos del organismo, los equipos conectados al internet de las cosas fueron objetivo del 54 % de los ataques informáticos de 2017.