James Cameron siendo James Cameron. No es la primera vez que ocurre que el director le meta puyas a Marvel. Ya comentó en su momento que no podía haber empatía con unos personajes, los superhéroes, que se comportan como si todavía estuvieran en la universidad. Pues ha vuelto a la carga, y dando donde más duele.

«¿Thanos? Venga ya»

Y lo hace en un momento en el que Marvel está en la diana por la calidad de sus efectos visuales. De todos es sabido la saturación de producto que tira de CGI en cines y televisión, lo que ha llevado a las empresas de FX a límites difíciles de soportar afectando al trabajo entregado (porque claro, quién es el loco que le dice que no a Marvel).

Cameron, en plena promoción de Avatar: El Sentido del Agua, ha dado una interesante entrevista a Comic Book donde no se ha cortado ni un pelo. Empieza suave, claro, con un “He de decir de antemano que no quiero faltarle al Universo de Marvel o DC”, para seguidamente agradecer una competencia de empresas como ILM, que proporciona profesionales y aumenta en su competitividad los retos a batir. Y es entonces cuando ocurre. Barriendo para casa, o sea WETA, la empresa de efectos encargada de Avatar 2 (que se creó para los FX de El Señor de los Anillos), es cuando suelta:

“Dicho esto, WETA Effects, como se llama ahora, es la mejor en lo suyo, ¿verdad? Industrial Light & Magic hace un gran trabajo, pero cuando se trata del tipo de asuntos faciales emotivos que nosotros hacemos… ¿Thanos? Venga ya. Ya has visto Avatar 2. Ni siquiera se le acerca, y esto lo hizo WETA”

Recordemos que Thanos es la joya de la corona de Marvel, un personaje recreado digitalmente sobre las facciones de Josh Brolin que levantó aplausos unánimes… O eso creíamos. Cameron asegura que ni se acerca a sus Na´vi, los protagonistas de Avatar: El Sentido del Agua. Y si bien creemos que es cierto, también lo es que los protagonistas de la película de Cameron evitan mejor el Valle Inquientante porque se adivinan, por sus caras, seres extraterrestres. No hay comparación exacta con un rostro humano, frontera con la que sí jugaba Thanos, que solo revelaba su naturaleza con esas características protuberancias en la barbilla.

Sea como sea, estamos deseando que esta Avatar nos vuele la cabeza en los cines. Será el 16 de diciembre, ya mismo, y será también entonces cuando podamos comprobar de primera mano si lo que dice Cameron es cierto o solo amor de padre.

Fuente: MeriStation