El máximo organismo regulador del mercado y la competencia de Italia AGMC, multó a Apple con 10 millones de Euros, por promocionar  los últimos modelos de iphones como resistentes al agua sin las especificaciones pertinentes, considerando este hecho como publicidad engañosa.