El Parlamento iraquí votó este miércoles por unanimidad la prohibición de los videojuegos online “PUBG” y “Fortnite” por “incitar a la violencia”, ya que lo consideraron una “amenaza” para la sociedad de ese país y que también ha provocado divorcios.

“El Gobierno pidió prohibir y bloquear todas las actividades relacionadas con estos videojuegos, así como comercializarlos”, aseguró en un comunicado la cámara.

Según la nota del Parlamento, esta prohibición tiene como base que dichos juegos son una “amenaza para la seguridad social, moral y educativa en todos los niveles de la sociedad iraquí”, pues tiene “efectos negativos para la salud, cultura y seguridad”, en especial para “los niños, jóvenes, estudiantes en colegios y universidades”, apunta.

Otros de los juegos afectado esnla “ballena azul”, que mediante internet y una serie de pruebas incita a los jóvenes a suicidarse.

“Fortnite” es uno de los videojuegos más populares del año pasado y su trama consiste en la existencia de 100 jugadores, que juegan en línea, y aterrizan en una isla llena de armas y otros objetos, en donde solo uno puede quedar vivo y, para lograrlo, se pueden desarrollar construcciones.

“PUBG” (“PlayerUnknown’s Battlegrounds”) es otro videojuego streaming que sigue el mismo tipo de partida que su rival “Fortnite”.

El pasado 11 de abril Nepal prohibió PUBG, alegando que su contenido violento tuvo un impacto negativo en los niños, de acuerdo a un funcionario de ese país.

PUBG