Apple está preparada para lanzar nuevas funciones en la actualización de iOS 15.2. Entre ellas se encuentra el escaneo de fotos de desnudos enviadas a o desde los iPhone de niños que se envían a través de los mensajes.

La actualización es un apuesta directa de Apple para controlar el abuso infantil en cualquiera de sus expresiones e involucra también a los padres y representantes, quienes deberán hacer seguimiento al estado de los mensajes de sus representados.

La detección de imágenes funciona así: los iPhones, iPads e incluso las Mac de niños analizarán las imágenes entrantes y salientes recibidas y enviadas a través de la aplicación Mensajes para detectar si algún contenido enviado o recibido es de desnudos. Si el sistema encuentra una imagen de este tipo aparecerá borrosa y el niño será advertido antes de verla. Si los niños intentan enviar una imagen desnuda, también se les advertirá.

En ambos casos, el niño podrá comunicarse con un padre a través de la aplicación Mensajes sobre la situación, pero los padres no recibirán una notificación automáticamente. Eso es un cambio con respecto al enfoque inicial anunciado a principios de este año.

Para que la función funcione, los padres deben habilitarla en una cuenta para compartir en familia.

Algunos defensores de la privacidad han criticado las características de seguridad infantil de Apple, diciendo que los gobiernos podrían utilizar la tecnología para vigilar a los ciudadanos.

Pero la naturaleza de inclusión voluntaria y el procesamiento en el dispositivo de esta función podrían sofocar tales preocupaciones, al menos por ahora.

El reporte completo en Bloomberg