La Unión Europea (UE) concretó la fecha a partir de la cual la mayoría de los dispositivos electrónicos deberán adoptar el puerto de carga USB-C, incluidos los iPhone de Apple, y que se fijó para el 28 de diciembre de 2024.

La obligatoriedad de incorporar un puerto USB tipo C afecta a los smartphones que se comercialicen en los países miembros de la Unión Europea, independientemente del fabricante, de modo que Apple tendrá que prescindir del puerto Lightning, al menos en este mercado.

Es un hecho que Apple ya asumió, y confirmó que cumplirá con la nueva directiva europea, prescindiendo de esta forma de su puerto propio Lightning en iPhone, si bien han dejado claro en todo momento que no están conformes con esta decisión.

Y deberá cumplir con el nuevo requisito antes del 28 de diciembre de 2024, momento en que entrará en vigor la obligatoriedad para seguir comercializando iPhone en la UE, como se recoge en la Directiva 2022/2380 del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea, publicada este miércoles en el Diario Oficial de la Unión Europea.

En concreto, se establece que los Estados miembros deberán adoptar y publicar dicha directiva «a más tardar el 28 de diciembre de 2023» y que se aplicará un año más tarde, a partir del 28 de diciembre de 2024.

Esta fecha afecta, además de a los smartphones, a otras categorías de dispositivos electrónicos, como tabletas, cámaras digitales, auriculares, videoconsolas portátiles, altavoces inalámbricos, lectores electrónicos (eReaders), y accesorios como teclados, ratones, auriculares y dispositivos de navegación portátiles.

Los ordenadores portátiles, por su parte, disponen de un plazo mayor de tiempo para adaptarse a la nueva normativa, que se ha fijado hasta el 28 de abril de 2026. Asimismo, la norma exime de la adopción obligatoria del puerto USB tipo C a los relojes inteligentes y las pulseras de actividad, debido a su tamaño y condiciones de uso.

Fuente: Portaltic