Un estudio sin precedentes se desarrolla en la Universitat Politècnica de València (UPV), Valencia, España, donde un grupo de científicos sacan provecho de las bondades del Big Data para reducir el impacto contaminante en los entornos urbanos de la Comunitat Valenciana.

El proyecto, denominado ‘TRUST 2030’, tiene como norte contribuir a “la lucha activa contra el cambio climático y la transición energético”, aseguró el profesor del Instituto ITACA de la Universitat Politècnica de València, Javier Urchueguía.

Sus siglas significan ‘TRansición Urbana Sostenible medianTe métricas’ y se le considera uno de los cuatro proyectos altamente estratégicos en cooperación seleccionados por la Agencia Valenciana de la Innovación para este año 2018.

En 2018, el proyecto TRUST 2030 se centró principalmente en el desarrollo de modelos predictivos, así como en la integración de información procedente de una amplia red de sensores y el planteamiento de posibles escenarios futuros en el área metropolitana de València con el propósito de siempre, reducir las emisiones contaminantes.

Para lograr sus propósitos, TRUST 2030 se centra en tres sectores claves en cuanto a emisiones de gases efecto invernadero en la Comunitat, de acuerdo a lo reseñado por Levante: transporte, agua y los espacios verdes como sumideros de estas emisiones.

Este proyecto permitirá cuantificar las emisiones en tiempo real caracterizando la interrelación entre transporte y movilidad, gestión integral del agua e infraestructuras verdes y las emisiones en el entorno urbano.

En el desarrollo del proyecto contribuyen empresas como Emivasa, ETRA y Green Urban Data, y que está financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI).

En lugar donde se desarrolla el proyecto, Valencia, se encuentra en la vanguardia europea en la gestión de contadores inteligentes con telelectura y en sensorización del tráfico.