Microsoft anunció que, a partir de agosto del 2021, tanto su navegador Internet Explorer como la antigua versión de Edge Legacy, dejarán de ser compatibles con su ecosistema 365.

Aunque la compañía aseguró que ambos continuarán operativos, aconsejó a sus usuarios migrar a las nuevas versiones de Edge.