Intel ha presentado la familia de productos Intel Max Series para la computación de alto rendimiento (HPC) e inteligencia artificial (IA), con la que impulsará varios sistemas HPC críticos para la seguridad nacional y la investigación básica.

La familia de productos Max Series incluye Intel Xeon CPU Max Series (nombre en clave Sapphire Rapids HBM) e Intel Data Center GPU Max Series (nombre en clave Ponte Vecchio), que pueden aprovechar las capacidades del ecosistema de software abierto oneAPI, un marco de programación abierto, basado en estándares y de arquitectura cruzada.

La compañía tecnológica ha destacado que la CPU Xeon Max es «el primer y único procesador basado en x86 con memoria de gran ancho de banda», una solución diseñada para acelerar las cargas de trabajo HPC sin necesidad de cambios de código.

La CPU Xeon Max ofrece hasta 56 núcleos de rendimiento construidos con cuatro mosaicos y conectados mediante la tecnología de puente de interconexión multichip (EMIB) integrada de Intel, en una envolvente de 350 vatios.

Las CPU Xeon Max contienen 64 GB de memoria de gran ancho de banda en el paquete, así como E/S PCI Express 5.0 y CXL1.1. Intel ha señalado que proporcionarán más de 1GB de capacidad de memoria de gran ancho de banda (HBM) por núcleo, suficiente para adaptarse a las cargas de trabajo HPC más comunes.

La CPU de la serie Max proporciona un rendimiento hasta 4,8 veces mejor en comparación con la competencia en cargas de trabajo HPC del mundo real.

La GPU de la serie Max, por su parte, es el procesador de mayor densidad de Intel, con más de 100.000 millones de transistores en un paquete de 47 mosaicos con hasta 128 gigabytes (GB) de memoria de gran ancho de banda.

Esta GPU incluye 408 MB de caché L2 y 64 MB de caché L1. Es, como ha indicado la compañía, la única GPU HPC/AI con aceleración de trazado de rayos nativa, diseñada para acelerar la visualización y animación científica.

«La familia de productos Intel Max Series trae memoria de gran ancho de banda al mercado más amplio, junto con oneAPI, lo que facilita el intercambio de código entre CPU y GPU y resuelve los mayores desafíos del mundo más rápido», explicó el Corporate Vice President and General Manager, Super Compute Group en Intel, Jeff McVeigh, en una nota de prensa.

Intel confirmó que el Laboratorio Nacional de Argonne, en Estados Unidos, utiliza la GPU de la serie Max para alimentar la supercomputadora Aurora, y que el Laboratorio Nacional de Los Álamos, la Universidad de Kyoto y otros sitios de supercomputación, recibirán la CPU Xeon Max.

La hoja de ruta de Intel incluye la GPU Intel Data Center Max Series (nombre en código es Rialto Bridge) como la sucesora de la GPU Max Series y está destinada a llegar en 2024 con un rendimiento mejorado y un camino perfecto para la actualización.

El próximo XPU de la compañía, cuyo nombre en clave es Falcon Shores, combinará núcleos Xe y x86 en un solo paquete. Esta nueva arquitectura también tendrá la flexibilidad de integrar nuevas IP de Intel y clientes, fabricadas con el modelo IDM 2.0.

Fuente: Portaltic