La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) de Gran Bretaña, reveló que Instagram se comprometió a luchar contra la publicidad oculta en su plataforma, por lo que los influencers que promocionan productos en sus cuentas sin informar a sus usuarios abiertamente que se trata de un anuncio pago, podrían ser sancionados.