Instagram ha negado que la aplicación sea capaz de compartir la ubicación precisa de sus usuarios de dispositivos iOS debido a una última actualización de su servicio, tras una publicación viral que lo afirmaba.

En los últimos días, varios usuarios de la plataforma han compartido una publicación en la que se alertaba a los usuarios de iPhone de que la nueva versión de Instagram podía compartir en qué punto exacto se encontraban si hacían publicaciones con la etiqueta de ‘Ubicación’.

De ese modo, en lugar de indicar una situación general, por ejemplo un parque, la aplicación era capaz de señalar el lugar concreto en el que se encontraba el dispositivo y, por tanto, el usuario.

Esto no solo iría en contra de los principios de privacidad de la plataforma, sino que también ofrecería información a criminales como ladrones, espías o acosadores, según estas publicaciones virales.

Para aclarar la situación, el CEO de Instagram, Adam Mosseri, ha recordado a través de Twitter que «los servicios de ubicación son una configuración del dispositivo, no una característica nueva» de la red social.

Con ello, ha insistido en que la plataforma no comparte la ubicación con otras personas y ha derivado a los usuarios de Twitter a un hilo de Instagram Comms, en el que se explica cómo funciona este modo de ubicación precisa.

En primer lugar, la red social ha indicado que, al igual que otras redes sociales, utiliza los servicios de ubicación «para cosas como etiquetas de ubicación y funciones de mapas».

Con ello, ha recordado que los usuarios tienen la posibilidad de etiquetar ubicaciones en sus publicaciones voluntariamente si desean compartir esa información.

 

 

Fuente: Portaltic