Instagram implementó nuevas funciones para ayudar a los usuarios a recuperar el acceso a sus cuentas y trabaja en medidas adicionales para proteger dichas cuentas de potenciales robos.

Una nueva página, Instagram.com/hacked, ofrecerá asistencia a los usuarios que tengan problemas para acceder a sus cuentas o que hayan sido hackeadas, para buscar la manera de ayudarlos a través de una serie de preguntas sobre el problema que enfrentan.

De forma complementaria, Instagram implementó una solicitud que los usuarios podrán enviar a dos de sus contactos para que confirmen su identidad, como recoge en una publicación en su blog oficial.

La compañía también está probando nuevas herramientas para evitar el robo de una cuenta. Una de ellas es una notificación para que el usuario pueda comprobar que una petición de amistad es legítima, en caso de que los sistemas automáticos de Instagram identifiquen coincidencias con la cuenta de otra persona.

En los próximos meses, además, alertarán si detectan que una cuenta que ha podido suplantar un negocio se ha puesto en contacto con el usuario mediante mensaje directo. Asimismo, la insignia azul de las cuentas verificadas empezará a aparecer en las historias, los mensajes directos y más adelante en el feed, además de en el perfil.

Estos trabajos complementan la retirada proactiva de aquellas cuentas con comportamientos maliciosos y que han suplantado la identidad de otro usuario, como establecen las directrices de la comunidad.

Fuente: Portaltic