Instagram complementó su espacio de videos cortos Reels con nuevas aplicaciones que, entre otras cosas, permitirán a sus usuarios guardar y compartir sus clips y usar sus propios audios como pistas en los videos.