Twitter lo tenía asumido desde el principio: los usuarios «influencers» que cuentan con un mayor número de seguidores apreciarán en mayor grado y experimentarán un descenso más significativo en la purga de seguidores de los seguidores con cuentas falsas y congeladas que ha realizado la red de micromensajes en los últimos días.

Y así ha sido. Los personajes famosos y las «celebrities» presentes en Twitter han sufrido un importante recorte de sus seguidores, más conocidos por su denominación anglosajona «followers», que se cifra en algunos casos en millones. 

La multinacional estadounidense, en su lucha contra el «spam» y los bots, ha decidido eliminar del contador de los usuarios los perfiles que no han sido validados. Taylor Swift, Katy Perry, Lady Gaga o Justin Bieber han sido algunos de los «influencers» y personajes más conocidos que más seguidores han perdido.

Justin Bieber y Hailey Baldwin se dan la mano al salir del restaurante Nobu en Nueva York (Foto archivo)

Estimaciones de medios británicos aseguran que la cantante canadiense Taylor Swift ha reducido su audiencia en más de 2,3 millones, mientras que la presentadora de televisión Ellen DeGeneres ha sufrido una pérdida cerca a los dos millones de seguidores después de esta purga.

También la cantante Katy Perry -la usuaria con mayor número de seguidores- ha sacrificado unos 2,8 millones de «followers». Bieber, el segundo «tuitero» más seguido, ha pasado por la misma suerte, perdiendo casi 2,7 millones de seguidores tras la «limpieza» de la red social.

También ha tocado a los dirigentes políticos. Barack Obama se ha quedado sin 2,1 millones de «followers». Otro de los grandes afectados ha sido el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha perdido unos 304.140 seguidores desde el comienzo de la semana, mientras que Boris Johnson -exsecretario de Relaciones Exteriores- perdió 28.961. Incluso el futbolista Cristiano Ronaldo, flamante fichaje de la Juventus, se ha quedado sin 1,2 millones de aficionados.