La empresa de transporte compartido Uber Technologies pidió a sus conductores en India que se aseguren de que los cinturones de seguridad de los asientos traseros de sus vehículos estén accesibles para los pasajeros y funcionen, días después de que un magnate de los negocios local muriera en un accidente que involucró a su automóvil privado.

La medida se produce en medio de un creciente impulso de seguridad vial en India, el cuarto mercado de automóviles más grande del mundo. A principios de septiembre, Cyrus Mistry, ex presidente de Tata Sons de India, murió en un accidente que involucró a su Mercedes, y los medios locales informaron que no usaba el cinturón de seguridad mientras estaba sentado en la parte trasera.

«Para evitar multas o quejas de los pasajeros, asegúrese de que los cinturones de seguridad en los asientos traseros estén accesibles y funcionen», dijo Uber en un aviso a sus conductores el martes que fue visto por Reuters.

Una fuente con conocimiento directo también dijo que Uber estaba realizando controles en los aeropuertos para asegurarse de que sus conductores cumplieran con las normas del cinturón de seguridad.

Uber no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Su competidor indio Ola, respaldado por SoftBank Group, también envió un aviso a los conductores en las últimas semanas para hacer cumplir las reglas del cinturón de seguridad, dijo a Reuters un representante de la compañía.

Esto llega en un momento en que el gobierno también está tratando de impulsar una serie de medidas para mejorar la seguridad vial en un país que tiene las carreteras más peligrosas del mundo.

El Banco Mundial dijo el año pasado que India tenía una muerte en sus carreteras cada cuatro minutos.

India ya tiene reglas que obligan a los pasajeros en el asiento trasero a usar cinturones de seguridad, pero solo unos pocos las cumplen. La aplicación también es deficiente a pesar de la disposición de una multa de 1000 rupias (12,55 dólares) por incumplimiento.

En la mayoría de los casos, los propietarios de automóviles y taxis colocan fundas sobre los cinturones de seguridad en sus asientos traseros, haciéndolos inaccesibles para su uso.

Uber les dijo a los conductores en su aviso que se aseguraran de que se instalaran cinturones de seguridad en los asientos traseros, y agregó que «si el cinturón está oculto debajo de la cubierta del asiento, retire la cubierta».

El gobierno de la India también ha dicho que quiere que los fabricantes de automóviles instalen un sistema de alarma para los cinturones de seguridad traseros para hacer cumplir su uso y obligar a seis bolsas de aire en todos los automóviles.

Con Reuters