Toyota Motor Corp  presentó el martes su sedán híbrido de combustible flexible en India, dando inicio a un proyecto piloto en un mercado donde el gobierno está presionando a los fabricantes de automóviles para cambiar a combustibles limpios.

El sedán, importado de Toyota Brasil, funciona con tecnología flex fuel, que permite que el motor funcione con combustible mezclado con un mayor porcentaje de etanol, reduciendo el consumo de gasolina, junto con un sistema de propulsión híbrido.

Aunque la adopción de vehículos eléctricos está aumentando a un ritmo lento en India, el ministro de transporte por carretera quiere que los fabricantes de automóviles desarrollen motores de combustible flexible que utilicen etanol de fabricación local como combustible principal y reduzcan la dependencia del país de la gasolina que importa.

El proyecto piloto de Toyota aumentará la independencia energética de India, en línea con el objetivo del gobierno de autosuficiencia energética para 2047, dijo el vicepresidente de Toyota Kirloskar, Vikram Kirloskar, en el lanzamiento en Nueva Delhi.

India, que es un importante productor de azúcar, desea aumentar su uso de etanol, al igual que Brasil, un productor más grande, donde la venta de vehículos de combustible flexible ya es popular.

El objetivo del piloto es ver cómo funciona el automóvil en India y aumentar el conocimiento de la tecnología.

Con Reuters