Con tantas series para ver en 2018, seguramente te habrás perdido de lo más importante, lo más trascendental. Pero no te preocupes, New York Times pensó en ti, nosotros pensamos en ti y por eso te tenemos la lista de los mejores programas de este 2018.

Aquí te va una selección de las que podrían ser las diez series más representativas de este año que se acaba, cabe destacar que por primera vez se incluyen docuseries y una producción iberoamericana…

10.-Counterpart (Starz)

Creada por Justin Marks y protagonizada por J.K. Simmons en el papel de un cenizo burócrata llamado Howard Silk, que un día descubre que su alter ego es un tremendo agente secreto, Counterpart es una serie que mezcla diferencias sociopolíticas y tecnológicas entre realidades alternativas, capítulo a capítulo exploramos las sutilezas del amor, de la bondad, del cinismo o de la maternidad, a través de los personajes bifurcados en dos versiones de ellos mismos.

En palabras de JK Simmons, lo que hace a esta serie tan interesante es que nos hace sentir en un thriller de espionaje de la Guerra Fría, pero en lugar de luchar contra los rusos, estamos luchando contra este mundo paralelo.

9.-The Fourth Estate (Showtime)

https://www.youtube.com/watch?v=o4wTzPhZtkE

Amamos los dramas, más aún si estos reflejan asuntos de la vida real. The Fourth Estate cuenta como el diario The New York Times, tiene que enfrentarse a la cobertura de una presidencia que considera al periodismo como un enemigo de la democracia y no como lo que debe ser: su principal aliado.

En cuatro capítulos, la realizadora Liz Garbus tiene acceso directo tanto a los reporteros estrella como a los directores de las sedes de Nueva York y de Washington. Escuchándolos y siguiéndolos no solo entendemos mejor los retos que acomete Estados Unidos durante la que podría ser la peor presidencia de su historia, sino también los desafíos del periodismo en el siglo 21 (la transformación digital, los problemas laborales, la igualdad de género, las redes sociales o la incompatibilidad entre vida familiar y entrega total a una profesión muy demandante).

8.-Succession (HBO)

¿Imaginas un mezcla de The Office con El rey Lear? esta es exactamente la fórmula de la serie más rara pero efectiva del 2018.

¿Qué narra Succession? un malvado y vigoroso anciano multimillonario, Logan Roy, tiene que decidir qué hace con su imperio económico cuando acusa los primeros síntomas de la senilidad, y sus cuatro hijos, Kendall, Connor, Shiv y Roman, empezarán a conspirar para encontrar su lugar en el reino que se avecina, ya sin monarca.

Pero en paralelo a esa historia de sucesión, encontramos varias tramas, ubicadas sobre todo en oficinas y en interiores de apartamentos, que por su humor ambiguo recuerdan a The Office.

Podría decirse que esta serie es una memorable tragicomedia que se burla hasta lo indecible de los hijos de papá.

7.-El cuento de la criada (HULU)

Te contaremos porque deberías ver esta serie… Para empezar, esta historia narra un mundo distópico donde Estados Unidos ha sufrido un golpe de Estado y en el que la democracia ha sido sustituida por una teocracia autoritaria en el que las mujeres son víctimas de opresión y discriminación.

La dirección artística, el vestuario, la fotografía y las interpretaciones son excelentes, al igual que su estilo narrativo.

6.-Fauda (Netflix)

Fauda es una producción israelí, creada por Lior Raz y Avi Issacharoff a partir de sus experiencias en la unidad Duvdevan del Ejército de Israel, la primera temporada fue escrita por Moshe Zonder y dirigida por Assaf Bernstein; mientras que esta segunda ha sido, en cambio, enteramente escrita por Amir Mann y dirigida por Rotem Shamir. Aunque el equipo creativo sea hebreo, en el elenco abundan los actores de origen árabe.

La serie, binacional y bilingüe, aunque finalmente israelí, retrata el sinsentido de una guerra que solamente produce más guerra.

5.-Wild Wild Country (Netflix)

Wild Wild Country ha logrado algo que tal vez ninguna serie documental había conseguido hasta ahora: ser tendencia y conversación mundial.

El proyecto de Maclain y Chapman Way se apoya en dos pilares poderosos: por un lado, horas y horas de grabaciones en vídeo de la vida cotidiana en la comunidad que Osho y sus cómplices regentaron durante los años ochenta en una recóndita localidad de Estados Unidos donde conviven la meditación dinámica con las discotecas, la vida utópica con la videovigilancia, el turismo espiritual con las milicias de autodefensa; y por el otro, las entrevistas en el presente tanto a los vecinos ancianos de aquel pueblecito de Oregón, que de pronto vieron llegar a miles de jóvenes descalzos a una de las fincas del condado, como a los líderes supervivientes de aquel desaguisado, con la magnética Sheela en su centro. Es ella, y no Osho, quien protagoniza la serie.

En cinco capítulos esta serie nos muestra la transición entre el movimiento hippie y la industria de la felicidad.

4.-Fariña (Antena 3 / Netflix)

http://https://www.youtube.com/watch?v=GKftt85_wik

No, no vemos a narcotraficantes o a Heisenberg (Breaking Bad), esta historia nos cuenta como un puñado de contrabandistas de tabaco se convirtió, durante la década de los ochenta, en una mafia que llegó a controlar la entrada a Europa de la mayor parte de la droga americana.

Al contrario que en The WireNarcosEl ChapoBreaking Bad y tantas otras series sobre narcotraficantes, en Fariña los jóvenes no acaban cometiendo parricidio. En Galicia, pese a los cambios, perviven los valores tradicionales. Esta ficción basada en hechos reales demuestra que se pueden conquistar públicos a través de la excelencia, sin necesidad de masacrar.

3.-Il miracolo (SKY)

Esta historia tiene un detonante extraordinario: una virgen de plástico que llora sangre aparece en el sur del país y es trasladada a un almacén secreto de la capital. El presidente, por supuesto, no sabe cómo gestionar esa pequeña crisis que pone en jaque a la entera realidad.

Drama familiar, ficción política, relato realista con un único elemento sobrenatural, Il miracolo radiografía las contradicciones de sus personajes en el contexto de un país que no resuelve sus tensiones fundamentales: la del Estado con la Iglesia y la de las ciudades con el campo. Y confirma a Italia como una nueva potencia en la producción de series de alta gama (junto a España o Canadá, y en franca competencia con las tradicionales Gran Bretaña, Israel o los países nórdicos).

2.-The Good Fight (CBS)

https://www.youtube.com/watch?v=JsZ2kejlHF8

The Good Fight, esta ficción ha sabido acompañar, comentar y cuestionar en tiempo real los diversos movimientos del presidente estadounidense, de sus escindidos aliados republicanos y de sus desorientados opositores demócratas.

Pero más allá de los casos concretos, esta serie ha conseguido recrear una atmósfera imposible, paranoica y hasta tragicómica.

El secreto de esta serie está en sus grandes dosis de ironía y de sarcasmo dentro de la preocupante realidad estadounidense.

1.-Better Call Saul (AMC)

Aunque no lo crean, una secuela puede ser mejor o igualar a su primera parte. Esto no los demuestra Better Call Saul, precuela de Breaking Bad.

Esta serie nos cuenta las aventuras de Jimmy McGill, el timador aficionado y abogado de mediopelo que se resiste a asumir su vocación ilegal.

Durante su tiempo de rodaje ha sabido emocionar a través de escenas sutiles y memorables de la historia de la televisión, mientras nos lleva lentamente hacia la transformación de Jimmy en el Saul Goodman que vemos en Breaking Bad.

 A pesar de que muchas de estas nuevas propuestas no han recibido los grandes premios de la industria televisiva que sin duda merecen, sin duda alguna los telespectadores que los han acompañado a lo largo de este año estarán eternamente agradecidos por tanta ficción ácida, inteligente e inolvidable.

¿Y tú? ¿Concuerdas con esta lista? esperamos que tu año cierre de la mano de buenos episodios e intrigantes historias como las que acabamos de mencionar.