Una de las industrias que más aportes ha hecho a la lucha que en la actualidad libra el mundo entero contra la pandemia por el Coronavirus, ha sido la de la moda. Junto con los gigantes tecnológicos, las más importantes firmas del mundo de la moda han cerrado filas en respaldo a la población mundial y en contra de una enfermedad que como pocas antes, ha puesto en jaque a la civilización humana, dejando a los países del mundo entero frente a una sola opción: buscar una cura mientras se mantiene un aislamiento que en muchos países ha superado los 90 días.
Pero si algo nos han enseñado los últimos meses, ha sido la inmensa capacidad de resistencia y reinversión del ser humano. Precisamente como una expresión de esa necesidad de resistir y reinventarse, la casa de alta moda IdolJose ha replanteado su agenda de actividades, incluyendo el lanzamiento de su más reciente colección, todo atendiendo a la emergencia que enfrenta el mundo por la masificación de los contagios por Covid-19 pero también manteniendo el ímpetu de sus iniciativas. “Sabemos que es una situación relativamente inédita al menos para nuestra generación. Es grave, muy grave. Pero también lo es mantenernos aislados y paralizados indefinidamente. En la naturaleza el movimiento y la actividad son asociados con la vida. La especie que permanece inerte, inmovilizada, perece. Así que creo que es momento de esforzarnos, reinventarnos y seguir adelante”, enfatiza Idol Hernández, director creativo de la firma.
Justo en mitad de una agresiva cuarentena que ha llevado al aislamiento a las principales capitales del mundo entero, el atelier del también neurólogo, trabaja a toda máquina no solo en el desarrollo de “Scenic”, su nueva colección otoño/invierno 2020, sino en lo que para Juan Francisco Cabello, director de la firma, es su propuesta ante “la nueva normalidad que debemos reconocer y enfrentar”.
Cabello, que compagina su trabajo de diseño de modas con sus labores como Odontólogo Maxilofacial, resalta que es necesario aprender un nuevo esquema conductual. “El Covid-19, lamentablemente llegó para quedarse. Ya está más que comprobado su origen natural entre los murciélagos. Son decenas de Coronavirus que se han detectado y este es tan solo uno. Nos toca cómo humanidad adaptarnos, enfrentarlo y seguir adelante. Nosotros no solo somos diseñadores, somos empresarios y somos médicos. Entendemos perfectamente lo que está pasando desde demasiadas perspectivas y hemos tomado la decisión de actuar en consecuencia”, asegura Cabello en torno a una campaña que ya han empezado a desarrollar a través de sus redes sociales, en la intención de concientizar a la población acerca de las más importantes medidas a tomar para enfrentar los efectos de la pandemia.
Más Allá de las Mascarillas Faciales
Uno de los principales focos de la pandemia por el Coronavirus Covid-19 ha estado centrado en la distintas medidas sanitarias de profilaxis para procurar evitar la diseminación de la enfermedad que ha causado graves estragos en sistemas sanitarios sólidos como los de España, Italia o Estados Unidos.
La implementación del alcohol, gel hidroalcohólico y guantes de látex para la limpieza y desinfección de manos y superficies; y mascarillas faciales que eviten la salida y/o entrada de las llamadas gotículas expulsadas por la boca, principal vehículo de dispersión del virus, se han convertido de la noche a la mañana en una nueva normalidad que el común denominador consideraba si no impensable, muy lejana. Precisamente a propósito de ello, y en un intento quizá genuino por ayudar, ha proliferado la fabricación de mascarillas faciales en manos de diseñadores de moda y marcas emergentes. ¿Pero que tan eficientes son las mismas como herramientas de protección frente a una enfermedad que ha alcanzado ya más de 5.500.000 infectados y más de 348.500 muertes?
Hernández destaca que más allá de las intenciones, es fundamental tener claras las realidades científico-médicas que rigen estos protocolos.
“Lo primero que hay que entender es que las mascarillas no son la especie de armadura a prueba de todo que muchos están pensando. Básicamente el virus por estar envuelto en las llamadas gotículas y rodeado de otros elementos químicos como sodio, proteínas, etc aumenta su tamaño natural, de por si grande, alcanzando medidas de entre 0.02 y 0.05 micras, con lo que el empleo de cierto tipo de textiles pueden prevenir la salida y/o entrada del virus al cuerpo. Siempre que se sigan los protocolos de limpieza y desinfección de manos y superficies de contacto. Pero además no todos los textiles son útiles para ello. Lo ideal es que sean telas anti fluidos que repelan los líquidos sin absorberlos. De hecho en el mercado existen incluso textiles antibacteriales, rociados con químicos que impiden que se adhieran bacterias y otros elementos a su estructura. También es fundamental que estén conformadas por entre 3 y 5 capas de textil que impidan cualquier posible filtración. Pero sobre todo, no deben ser tocadas ni durante, ni después de su uso sin el debido proceso de desinfección”, enfatiza el especialista de la salud y diseñador de modas en torno a una pieza que no resulta tan simple como muchos creen.
“En todo caso creo que el mantener una distancia física, evitar el contacto físico entre las personas y con las superficies salvo que existan ciertos niveles de seguridad respecto a su limpieza, es lo principal. Las mascarillas creo que se han convertido en un fashion trend quizá busca hacer sentir seguras a las personas. Creer que tenemos la capacidad de defendernos de este enemigo invisible pero letal que nos ataca. Quizá escondernos de la realidad que nos circunda. Por ello es fundamental hacerle entender a la gente que no, no cualquier tela te protege, ni siquiera la más adecuada te puede proteger al 100%, solo el cuidado y conciencia lo harán. Y por supuesto el seguir juntos, trabajando arduamente para conseguir una cura. Para seguir construyendo un mundo posible, de forma activa, sin escondernos”, recalca el neurólogo.
Una explosión de lujo llamada Scenic
Cada colección de IdolJose ha sido una muestra fantástica, iridiscente, magnánima de suntuosidad, elegancia y lujo al vestir. La implementación de textiles de alta moda, cortes que desafían los estándares tradicionales del vestir latinoamericano y la conceptualización de una mujer dueña de su destino y un hombre nacido para impactar. Para Cabello este es precisamente el momento de romper esquemas y apostar a un futuro mejor.
“La moda es un arte, un arte maravilloso que nos recuerda que todo es posible. Qué hay esperanza en los más simples detalles. Es una forma de expresarse, una forma de ver la vida. Hoy, más que nunca queremos que nuestra visión de la moda le dé esperanzas al mundo, los llene de color, de glamour, de sofisticación. Esa es la esencia de Scenic”.
Por último, Hernández puntualiza que seguirán trabajando por aportar ideas, por dar trabajo y sueños a Venezuela. “¿Que si nos planteamos la posibilidad de lanzar una línea de mascarillas? ¡Si claro! Pero estás no serán solo piezas de tela cosidas, serán piezas diseñadas atendiendo a los cánones médicos con los que se deben establecer este tipo de herramientas, por supuesto, con el toque inigualable de IdolJose. Pero nuestro mayor aporte no será ese. Nuestro más importante aporte será seguir trabajando por Venezuela, por el mundo en el que creemos. Seguir dando trabajo y sustento a familias de nuestro país, seguir llevando sueños repletos de glamour al mundo entero”.