Estamos viviendo la era cibernética y con ella lo negativo, lo que implica la seguridad de nuestros datos, u otros delitos en la web.

Los ciberdelincuentes utilizan los bots como herramienta para realizar estafas telefónicas, comúnmente conocidas como ‘vishing’. El uso de bots con voz a menudo ayuda a convencer a los usuarios desprevenidos de que se trata de una llamada legítima y se utiliza para obtener una contraseña de un solo uso (OTP) o un código de verificación, también conocido como autenticación de dos pasos.

De esta forma, los ciberdelincuentes logran acceder a cuentas de usuarios en servicios como PayPal, Amazon, Coinbase o bancos, entre otros.

Una vez que los ciberdelincuentes poseen el nombre de usuario y la contraseña de la cuenta que desean comprometer, ingresan el número de teléfono junto con el comando y el nombre del servicio o cuenta seleccionados; por ejemplo: Amazon.

El bot luego llamará a la víctima, haciéndose pasar por este servicio con un pretexto, como una acción sospechosa. En un momento de la conversación, el bot le pide a la víctima que verifique su identidad ingresando un código que recibirá en su teléfono. La víctima ingresa la contraseña y el atacante la reconoce automáticamente a través de la herramienta.

Con Infobae